Publicidad:
La Coctelera

Lo que no dije

Una novela, una historia, un testimonio, un site, un problema. Oriéntate, escucha, lee, infórmate, simplemente HAZ ALGO. NO seas cómplice del silencio.

Categoría: Noticias locales

17 Julio 2007

Un proyecto en evolución

Por Daniel Rivera Vargas / drivera2@elnuevodia.com

El sistema es reciente y tiene fallas que tanto la Policía como el Departamento de Justicia reconocen y trabajan en las modificaciones para que funcione.

No están todos los que son, ni son todos los que están.
El Registro de Ofensores Sexuales, actualmente con 1,881 personas, es un reflejo parcial del problema de la agresión sexual en Puerto Rico porque tiene lagunas que laceran su efectividad, según surge de entrevistas a funcionarios.
Entre las lagunas se mencionan que el ofensor queda fuera del registro a los diez años; no incluye a los pornógrafos infantiles; tampoco a los que negociaron acuerdos de culpabilidad por delitos no relacionados a asuntos sexuales; considera un delito menos grave el no notificar cambios de dirección; el registro incluye también a los maltratantes de menores que no cometieron delitos sexuales; no ofrece la información detallada del crimen del ofensor; y el ofensor debe reportarse todos los años, periodo tan largo que le facilitaría cambiar su aspecto con cambios cosméticos como dejarse la barba o teñirse el pelo.
Algunas fallas serán corregidas en un anteproyecto de ley, aseguró Roberto Martínez, director del Sistema de Información de Justicia Criminal del Departamento de Justicia.
“El Registro es confiable. La intención del sistema del registro es decirle a la comunidad que en su área reside un ofensor sexual, si tiene el nombre con eso es suficiente”, dijo Martínez, en entrevista telefónica desde Texas.
El registro es de reciente creación. Legislado a finales de 2004 no fue hasta el año pasado que entró en función.
El día que fue mostrado a la prensa, en presencia del gobernador Aníbal Acevedo Vilá y el secretario de Justicia Roberto Sánchez Ramos, el sistema no funcionó.
Muchas convictos estaban sin fotos, algo que se ha corregido poco a poco, pero no por completo.
Martínez dijo que las enmiendas crearán tres categorías de ofensores, similar a la reciente ley federal Adam Walsh, lo que dejará a ofensores en el registro de por vida.
Tanto el funcionario de Justicia como la teniente Sylvia Santiago y el agente Carlos Rivera, coordinadores en la Policía del registro, destacaron la importancia de la cooperación ciudadana para detectar a posibles ofensores sexuales que no cumplen con la Ley.
“Garantía total no hay porque no estamos con él 24 horas, ni la Policía ni ninguna agencia del País. Nosotros cumplimos con nuestro trabajo pero necesitamos la cooperación de la ciudadanía”, dijo Santiago.
Los policías trabajan desde una pequeña oficina donde un teléfono suena con frecuencia. Es el 781-3445, el número de orientación a la ciudadanía sobre el registro.
Explicaron que se reciben unas 30 llamadas al día.
“Eso no para de sonar”, dijo Rivera. “La mayor parte de la gente quiere saber qué delito cometió. Me dicen ‘mira, esa persona es mi vecino, esa persona va a mi iglesia y he compartido con ella y me es extraño’, pues a partir de aquí le orientamos dónde puede ir”, indicó.
La información que actualmente contiene el registro incluye la dirección del ofensor. Las personas se supone que notifiquen cuando se muden -Rivera tenía diez cambios de dirección sobre su escritorio- y se reportan mensualmente unos 20 cambios. Algunos no cumplen, por lo que los policías entienden que es recomendable enmendar la ley del registro para convertirlo en un delito grave.
Explicaron que, además de la visita al portal de internet, se debe contactar al coordinador del registro en cada comandancia policiaca, porque éste le puede dar detalles de cuál fue el delito de esa persona que aparece en el registro, porque a veces el crimen no es de tipo sexual.
“Ese coordinador te puede decir ‘mira esa persona cuyos hijos juegan con los tuyos no es un depredador sexual, sino que cometió un incidente de violencia doméstica le dio un empujón a un menor y hubo un maltrato de menores’. No es que lo patrocinamos (la violencia doméstica) pero tienes una idea más clara”, indicó Rivera.

servido por Ada Mercedes 6 comentarios compártelo

17 Julio 2007

De la oscuridad al registro público

Por Daniel Rivera Vargas / drivera2@elnuevodia.com

Los profesionales se debaten entre la protección de las víctimas y la posibilidad de rehabilitación de los agresores.

Ana (nombre ficticio) tenía cinco años cuando fue víctima de una agresión sexual a manos de un pariente cercano. La familia lo discutió y decidió callar la situación, porque pensaron que no volvería a ocurrir.
Se equivocaron. Pasaron once años y Ana siguió siendo atacada, hasta que recientemente, a sus 16 años, la menor rompió la conspiración del silencio. Resultó que el hombre, que no ha sido arrestado, abusó de otras niñas.
Ese caso llegó hace dos semanas al Proyecto de Ayuda a Sobrevivientes de Violencia Sexual y Doméstica Orientado a la Salud de las Mujeres (Pasos) del Recinto de Ciencias Médicas. Pero este es sólo uno de miles de casos de este tipo en la Isla.
En el 2006 se recibieron 2,821 querellas de delitos de naturaleza sexual en la Policía de Puerto Rico, mientras la cifra en el 2007, hasta el mes de mayo, llegaba a las 1,243.
La Rama Judicial -bajo el renglón de delitos contra la honestidad- indica que para el 2005 sólo se radicaron 1,256 casos y sólo hubo 905 veredictos condenatorios por esos delitos.
Expertos en la conducta indican que esas 3,000 querellas de abuso sexual sólo reflejan parte de la verdad.
“Eso es un fragmento mínimo de los casos que ocurren”, dijo el doctor José Pando, sicólogo clínico y terapeuta sexual. “La mayoría de los abusos que se cometen en Puerto Rico y la mayor parte del mundo se basa en los casos que se reportan, se atienden clínicamente, o en los que la justicia interviene, pero yo te diría que nueve de cada diez casos no se reportan”, agregó.
En términos similares se expresó la doctora Carmita Laboy, consejera sexual y de modificación de conducta: “Es mucho más lo que se calla que lo que se divulga”.
La doctora Linda Laras, directora del programa Pasos, dijo que ha atendido féminas abusadas sexualmente tan jóvenes como de tres meses de nacidas y tan ancianas como de 85 años.
“Hay muchos casos que no se reportan, la literatura dice que es al menos un 10%, en nuestra clínica la experiencia (es que) tenemos un 14% que no lo ha reportado”, dijo Laras sobre la cifra de 3,000 querellas.
La trabajadora social de Pasos, Magdalena Cruz, quien relató el caso de Ana, dijo que ese tipo de casos surge con frecuencia. Reciben 3 y 4 víctimas semanalmente.
Los expertos, en entrevistas por separado, discreparon sobre las posibilidades de que el ofensor sexual se rehabilite: Laras dijo que era cuesta arriba por la falta de recursos; Laboy que toda conducta es modificable salvo que haya retardación y Pando advirtió que algunos casos son extremadamente severos.
“Hay condiciones de agresores sexuales que es tan crónica que cuesta Dios y ayuda mover una pulgada de mejoría”, dijo Pando.
Los expertos también mostraron reservas con la forma en que el Gobierno y la sociedad atienden la problemática.
Para Laboy es importante reforzar la educación sexual -dijo que ésta actualmente se aprende, en gran medida, en las revistas e internet- y cambiar una cultura de “machismo y marianismo” donde a los niños se les enseña a tener “muchas novias” y a la mujer a ser sumisa, y por lo tanto lo que el hombre desee está bien. Asimismo, dijo que el registro de ofensores sexuales dificulta rehabilitar porque es una marca de repudio público.
“No estoy justificando la ofensa bajo ningún criterio pero ¿qué herramientas de rehabilitación estamos ofreciendo?”, cuestionó Laboy.
Pando también criticó que no se atienda al ofensor que, en muchos casos, también ha sido abusado.
“La mayoría de ellos tienen un grado de psicopatología, de enfermedad psicosexual”, enfatizó.
También criticó la forma en que se clasifica a los ofensores sexuales y opinó que no se debe tratar igual al hombre que viola a menores y al que tiene imágenes pornográficas de niños.
“El sistema típicamente lo que hace es identificar al agresor, le pone un sello de malvado y no evalúa cómo lo podemos rehabilitar”, dijo Pando.
Aparte de ser abusados, otras características de los ofensores sexuales descritas por los entrevistados es que tienen un enfoque importante dirigido hacia el control y el poder, pueden ser solitarios, pero también narcisistas y manipuladores.
En Puerto Rico han ocurrido casos tan diversos como el ex vicepresidente de la Cámara de Representantes Edison Misla Aldarondo, o el policía y actual imputado de atacar a niños, José Texidor Pérez.
“Puede ser cualquiera, lo que sí yo traería es que…. no es que desconfiemos, pero los puertorriqueños somos muy dados a dar rápidamente el paquetito de confianza, pero tenemos que desarrollar esa relación de confianza. En el 80% de los casos es una persona que es familiar, vecino, es alguien que conoce, le llaman un depredador porque está al acecho del momento oportuno”, dijo Laras.

servido por Ada Mercedes 8 comentarios compártelo

9 Julio 2007

Estado contra la violencia sexual

Lunes, 9 de Julio de 2007
Firuzeh Shokooh Valle / Primera Hora

LA ORDEN ejecutiva del Gobernador que establece la integración del trabajo contra la violencia sexual como política pública del Estado es un paso de avanzada con implicaciones profundas en la prevención e identificación de este problema devastador.

“Es un acto histórico que se le dé prioridad a la violencia sexual siguiendo el modelo de lo que se ha hecho con la violencia doméstica. Con esta orden se establece el trabajo con la violencia sexual como política pública del Estado y no sólo de una agencia, como ha sido hasta ahora del Departamento de Salud... Ahora se van a lograr muchas más cosas, todas las agencias van a ofrecer servicios de prevención, identificación del problema y recopilación de estadísticas”, dijo María Rebecca Ward, directora del Centro de Ayuda a Víctimas de Violación (CAVV), adscrito al Departamento de Salud.

La orden ejecutiva firmada por el gobernador Aníbal Acevedo Vilá en junio pasado establece como política pública la integración de los esfuerzos gubernamentales para atender la violencia sexual y delega su implantación en la Comisión para una Política Pública Integrada sobre Violencia Doméstica. Esta comisión fue creada mediante orden ejecutiva en 2003 para establecer como política pública la integración de los esfuerzos para combatir la violencia doméstica y fue reconocida por la Ley 88 de 2005.

Los miembros de la comisión son la Procuradora de las Mujeres, como presidenta; los secretarios de los departamentos de Justicia, Corrección, Familia, Educación, Salud y Vivienda; el superintendente de la Policía; el coordinador general de la Oficina de Comunidades Especiales; el presidente de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública; el asesor del Gobernador en Bienestar Social y tres asesores y representantes del interés público que la Presidenta de la comisión estime pertinente. La nueva orden ejecutiva incluye representación del CAVV.

“El cumplimiento de la orden ejecutiva promoverá legislación y las agencias atemperarán sus presupuestos para trabajar con la violencia sexual. Todas las agencias pueden prevenir e intervenir en la violencia sexual desde muchos ángulos”, indicó Ward.

La nueva política pública reforzará, además, el Comité Interagencial de Estadísticas sobre Violencia Sexual creado por el CAVV para recopilar y uniformar los datos de las agencias.

La Comisión para una Política Pública Integrada sobre Violencia Doméstica integrará a sus funciones actuales elaborar un plan de trabajo integral con el fin de prevenir, informar y atender incidentes de violencia sexual; coordinar con el Departamento de Salud para el desarrollo y mejoramiento de los protocolos y guías sobre prevención de la violencia sexual; monitorear las respuestas institucionales a las agresiones sexuales, en cuanto a agresores y a víctimas, y velar por el cumplimiento del Protocolo de Intervención con Sobrevivientes de Violencia Sexual del Departamento de Salud.

En Puerto Rico hay un promedio de 3,000 querellas anuales por delitos de violencia sexual. Pero, según el Centro de Control de Enfermedades, sólo el 16% se informa a las autoridades. La mayoría de las víctimas de agresión sexual son menores y mujeres y la mayoría de los perpetradores son hombres conocidos y de sus familias.

servido por Ada Mercedes 7 comentarios compártelo

29 Junio 2007

Luchador "hace llave" a la esposa


Por: Miguel Rivera Puig
EL VOCERO

El campeón universal del Consejo Mundial de la Lucha Libre Germán Figueroa Solivan conocido como "El León Apolo" prestó ayer la fianza de $8 mil, que le fue señalada por alegadamente agredir a su esposa en un incidente de violencia doméstica que ocurrió en la tarde del martes.

El León Apolo supuestamente le torció un brazo y apretó en el cuello a su esposa mientras discutían en su automóvil por la carretera 861. La mujer escapó de las manos del luchador, y buscó refugio en el Cuartel Bayamón Oeste.

La juez Milagros Muñiz oyó la prueba y determinó causa para arresto, quedando la vista preeliminar citada para el 11 de julio.

servido por Ada Mercedes 1 comentario compártelo

20 Junio 2007

Educan sobre violencia doméstica en la montaña

Por Sandra Caquías Cruz / end.scaquias@elnuevodia.com

Mujeres repartieron por barrios de Adjuntas información sobre el maltrato intrafamiliar. Vea la fotogalería.

ADJUNTAS - La gasolina que su esposo le roció sobre el cuerpo no terminó con su vida porque su hija intervino y la llevó al hospital. Allí Edith de la Rosa dijo que fue ella la que se echó el acelerante con el fin de suicidarse.
De eso han pasado cinco años y aún la voz le tiembla cuando relata lo vivido, como hizo ayer tras una caminata que organizó la Oficina de la Procuradora de las Mujeres por varios barrios de este municipio.
Una veintena de mujeres, alguna víctimas de violencia doméstica, se lanzó a la calle para repartir información escrita sobre ese mal social.
De la Rosa, quien tenía 55 años al momento del incidente, dijo que rompió el patrón de violencia doméstica en su contra “armándome de mucho valor”. “Él sentía placer en hacerme daño”, comentó la mujer sobre el maltratante, que le llevaba 16 años.
De la Rosa es una de las participantes de un proyecto que la Procuradora de las Mujeres realiza en Adjuntas con el fin de desarrollar un modelo de repuesta comunitaria a la violencia doméstica en la montaña.
Estadísticas de la Comandancia de Área de Utuado, la cual cubre los municipios de Adjuntas, Utuado, Lares, Jayuya y el poblado Castañer, reflejan que el pasado año se reportaron 746 querellas por violencia doméstica, unas 53 más que en 2005. Este año esa cifra ya alcanza las 280 querellas.
Empero la procuradora, María Dolores Fernós, aseguró que en la zona rural del País “es mucho más lo que no se informa que lo que se informa”.
“En estos sectores se reportan mucho menos, porque las mujeres tiene menos acceso a buscar ayudas; las distancias, el aislamiento físico y sicológico”, agregó la sicóloga Mercedes Rodríguez.
Fernós explicó que diversos estudios confirman que en la zona rural “el patriarcado es muy fuerte y que se ve una segregación de roles por sexo muy fuerte”. Destacó que muchas víctimas viven pensando que la vida que llevan es porque “esas son maneras de quererlas”.
“Esa violencia tan cruda contra la mujer surge cuando se enseña y se aprende, lamentablemente también, que en la pareja el hombre es el que manda”, agregó.
El montañoso pueblo fue escogido hace tres años para establecer, con fondos federales, una oficina satélite de la Oficina de la Procuradora de la Mujer. Unas 25 féminas permanecen activas en un programa, que atiende necesidades específicas de las comunidades Castañer, Vacas Saltillo y el casco urbano.
Por su parte, tanto Yanira Torres, directora de la escuela Rafael Aparicio, como José R. Sánchez, director de la elemental Teléforo Vélez Oliver, coincidieron en que en sus planteles apenas señalan casos de estudiantes que viven en el ciclo de la violencia doméstica. “Que no se detecten no quiere decir que no los tengamos”, dijo Torres. “Hay casos, pero si es mucho o poco, eso tendríamos que hacer un estudio”, abundó Sánchez.

Querellas por maltrato
2005
Utuado - 266
Lares - 162
Adjuntas - 107
Jayuya - 126
Castañer - 32

2006
Utuado- 263
Lares - 166
Adjuntas - 114
Jayuya - 170
Castañer - 33

2007
desde enero a mayo - 280
Fuente: Comandancia de Área de Utuado

servido por Ada Mercedes 1 comentario compártelo

20 Junio 2007

Violación en la base Ramey

Por Mario Santana Ortiz / End.msantana@elnuevodia.com

La víctima es de Estados Unidos.

Una estudiante de maestría denunció que fue víctima de violación sexual en las instalaciones de la Guardia Costera de Estados Unidos en la base Ramey de Aguadilla, reveló una fuente.

La fuente dijo que la supuesta violación sexual ocurrió en la madrugada del viernes pasado, y que la víctima, una mujer de unos 26 años, hizo la denuncia a la Policía el lunes. Ese día, el agente especial Julio Seda, de la Guardia Costera, le informó al fiscal Rufino Jiménez, de la Fiscalía de Aguadilla, que esa agencia federal asumiría la jurisdicción del caso, indicó el informante.

La víctima es de Estados Unidos, estudia sicología y hace una práctica supervisada en las oficinas de la Guardia Costera, según la fuente. El presunto violador es un estadounidense de 25 años que labora como asistente médico.

servido por Ada Mercedes 7 comentarios compártelo

19 Junio 2007

Grave mujer apuñalada por su ex-compañero

Por Sandra Caquías Cruz / end.scaquias@elnuevodia.com

Agresor sexual convicto intenta realizar promesa de matar a la madre de sus hijos.

GUAYANILLA - Lo que hace unas semana juró de rodilla frente a la familia de la que fue su compañera por los pasados seis años, intentó convertirlo en realidad ayer al infligir 29 puñaladas a la madre de sus dos hijos.
José M. Batista Arroyo, un hombre que cumplió seis años de cárcel por abusar sexualmente de una menor, atacó ayer a la madre de sus dos hijos con un cuchillo. Luego huyó a un monte donde amenazó con quitarse la vida si lo arrestaban mientras se amarraba una soga al cuello.
Tamara Rivera Caraballo, de 27 años de edad, se debatía ayer entre la vida y la muerte en el Centro Médico de Río Piedras. Batista Arroyo logró perforarle el pulmón derecho.
La violenta escena ocurrió en el sector Santoni, del barrio Macaná de Guayanilla, donde Rivera Caraballo se refugió hace cuatro meses cuando se separó del padre de sus hijos y se negaba a regresar con él. Los menores, un varón de cuatro años y una niña de cinco, se encontraban en el patio de la residencia cuando ocurrió la agresión.
La mujer recibió 25 heridas de arma blanca en el costado, una en la cadera, otra en el hombro, el esternón y en un dedo de la mano derecha. Su condición era de gravedad, informó la agente Angeles Toro, del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Ponce.
Batista Arroyo, de 34 años de edad y conocido como “El Indio”, fue persuadido por el vecino y agente de la Policía, Frankie Rodríguez, del Precinto El Tuque, en Ponce, para que no se quitara la vida. Rodríguez lo arrestó. Anoche lo llevarían ante el juez y hoy se le someterían cargos por tentativa de asesinato, ley de armas, entre otros.
Durante esa negociación, en la parte posterior de la residencia de sus padres, en el sector Los Pozos, del barrio Macaná, Batista Arroyo manifestó en varias ocasiones que su compañera “se había buscado” la agresión por culpa de una prima, según el informe de la Policía.
El ataque a puñaladas ocurrió alrededor de las 11:00 a.m. Batista Arroyo acudió a la casa de su ex compañera, se informó que la pareja nunca se casó, y la encontró hablando por teléfono. Al cuestionarle con quién hablaba, relató la agente Toro, ella supuestamente le respondió “que con el otro”.
Minutos después, él dijo que se iba, pero ella dio la espalda y volvió a coger el teléfono. Él repitió su pregunta y ella supuestamente le respondió que “con el mismo de ahorita”. Fue en ese momento que el hombre sacó el arma blanca - que se alegó cargaba en su ropa - y la atacó. En la escena fue ocupada una cuchilla plegadiza de seis pulgadas.
La hermana de Rivera Caraballo y una amiga que se encontraban en el segundo nivel de la vivienda escucharon los gritos, pero cuando bajaron el hombre había huido.
Los menores fueron removidos a casa de una vecina para que no vieran la madre ensangrentada. La joven fue llevada al centro de diagnóstico y tratamiento de Guayanilla y de allí referida al hospital de Yauco, donde más tarde la enviaron al Centro Médico de Río Piedras.
Batista Arroyo aparece en el registro de ofensores sexuales porque había sido convicto por violación, actos lascivos y sodomía contra una menor de su familia. Eso fue hace once años. Lleva seis en la libre comunidad.
La Policía informó que el 8 de marzo de 2004 avisó a los vecinos del barrio Macaná, de Guayanilla, que éste era ofensor sexual. El último registro que la Policía informó sobre el seguimiento de este ofensor fue el 8 de junio pasado. El pasado 4 de mayo hubo una vista de seguimiento de ese caso.
Rivera Caraballo nunca solicitó una orden de protección a pesar de que hace unas semanas éste acudió a la casa de una de las hermanas de ella y juró de rodillas que la mataría, relató Lucy Rivera, hermana de la perjudicada.
“Ella lo había dejado”, explicó la hermana. “Él lo que tiene con ella es una persecución. Si ella viene al pueblo a andar diligencias, él se viene detrás y se esconde”, concluyó.

servido por Ada Mercedes 13 comentarios compártelo

18 Junio 2007

Ley 54 contra fiscal


Por: Miguel Rivera Puig
El Vocero

NAGUABO – Una querella de violencia doméstica fue radicada ayer Día de los Padres contra el fiscal Manuel D. Santiago Suárez, en la que su esposa alegó que le torció el brazo y le dio un puñetazo en el abdomen cuando la ajoraba para que saliera de su hogar para hacer unas visitas familiares.

Santiago Suárez, tras la alegada agresión que ocurrió en presencia de una niña de 10 años de edad, abandonó su hogar en el sector Malanga, en el barrio Mariana, presumiéndose que se fue a Fajardo, donde trabaja y en donde viven sus padres.

La querellante Evelyn Ayala Maldonado presentó la querella, la cual era investigada por el agente Miguel Lozada, de la Unidad de Violencia Doméstica. Posteriormente, el fiscal Héctor del Valle, a quien la Policía le consultó el caso, ordenó a los agentes a que ocuparan la pistola del fiscal Santiago Suárez, que la había dejado en su hogar y que lo localizaran.

En la querella la esposa del fiscal sostiene que se preparaba para salir a visitar a sus suegros, y que su marido comenzó a ajorarla, y que abordó un vehículo para irse. Ella le pidió irse en otro automóvil, y supuestamente Santiago Suárez se molestó y la agredió.

servido por Ada Mercedes 1 comentario compártelo


Sobre mí

Avatar de Ada Mercedes

Lo que no dije

San Juan, Puerto Rico
ver perfil »
contacto »
Mi nombre es Ada M. Álvarez Conde, tengo 27 años y resido en San Juan, PR. A los 16 años comencé a interesarme por el tema de la violencia en el noviazgo y las maneras para combatirla. Trabajé de voluntaria en el periódico estudiantil TINELLER; e hize un reportaje sobre lo mismo. Ese mismo año, basándome en experiencias personales e investigaciones comenzé a desarrollar mi pasión, la escritura en este tema. Se creó la novela: Lo que no dije. Viajo cuando es necesario para dar charlas a países que me invitan. Luego de trabajar por dos años la publiqué a los 19 convirtiéndome en la novelista más joven de Puerto Rico. Por medio de la internet, de crear conciencia sobre este problema, especialmente en sus inicios para evitar los accidentes. Actualmente estudio mi doctorado y espero que este site sirva para ayudar a crear un mundo de paz. Este blog fue el principio de un sueño para mí. Como escritora desde joven he ganado varios premios, pero entiendo que ninguno me complementa más que este porque es una obra inspirada en un problema social y así puedo ayudar a mi país; con este site al mundo. Quiero ayudar a las mujeres que están en el problema y darles herramientas a los que están alrededor de ellas para que las ayuden. Este es mi granito de arena. Ayúdame a demostrar que una persona puede cambiar el mundo. Dicen que el que calla otorga y espero profundamente que apoye mi novela y este site, para que muchos lean LO QUE NO DIJE y salgan de la soledad, del maltrato y sobretodo del silencio. Visita la fundacion www.altoalsilencio.org o www.loquenodije.com para más informacion gracias! Contador de visitas: free web counter
free web counter Locations of visitors to this page Fundación Alto al Silencio

Promote Your Page Too

Fotos

Ada Mercedes Alvarez Conde todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Enlaces

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera